15 agosto 2006

PROLOGO: Lamentablemente Alberdi tenía razón.

La tesis central de este trabajo esta basada en demostrar que la Constitución Nacional es un código moral que tiene un efecto directo en el orden jurídico e institucional de un país, y este orden repercute en el progreso económico y en la convivencia pacifica.

La Constitución de 1853 logró el auge de Argentina y representó “la política de la honradez”. La reforma de 1949 abrió las puertas al relativismo moral ocasionando el estancamiento del país y el inicio de lo que Alberdi denominó “la política doble y hábil de los truhanes de categoría”, que continuó con la reforma de 1994 logrando un desorden jurídico e institucional que marcó la definitiva declinación y condujo al país a la barbarie en la que hoy estamos insertos.

Profundizaremos el pensamiento de Alberdi en cuatro aspectos relevantes:

1) Que en las Universidades se estaba desarrollando una nueva casta –que denomino los Bárbaros Ilustrados- que representaban un peligro para el progreso y la convivencia pacífica. Interpretar la natural tendencia de los intelectuales, que trabajando para el mercado de ideas, obtienen mayores beneficios de las ideas agradables, que de las ideas ciertas. Estos intelectuales elaboraron sistemas tendientes a abandonar los marcos morales -que son los que garantizan paz y progreso- so pretexto de liberar al hombre de esa incomoda obligación

2)La crítica de Alberdi al concepto grecorromano de patria y patriotismo como amenaza a los derechos individuales.

3) El pedido de Alberdi a la política del futuro de mantener inalterable su Constitución como requisito indispensable para la continuidad de la paz y el progreso. Y presentar las consecuencias que tuvo para la Argentina el cambio de nuestro código moral, a partir de las reformas constitucionales que sucedieron a la de 1853.

4) La desconfianza de Alberdi respecto de los riesgos de la democracia debido a la natural tendencia del poder de la mayoría a reformar su Constitución, lo cual lesiona el Estado de Derecho para luego terminar con la Republica y el Federalismo.

Las predicciones de Alberdi se cumplieron cabalmente.

La falta de claridad en estos conceptos logro que los intelectuales argentinos despreciaran y olvidaran a Alberdi -quien fue el más grande intelectual del siglo XIX- y esto derivo en la destrucción de la Constitución Nacional logrando el caos jurídico e institucional que sufre hoy el país.

Espero que este ensayo aporte claridad y consiga reforzar la tesis iniciada en “Bases y puntos de partida para la Organización Nacional” para poder reeditar la única y verdadera Revolución que tuvimos los argentinos, la del 1 de mayo de l853.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home