26 agosto 2006

A los justicialistas de todos los partidos políticos.



La moral es una cuestión de elección, podemos elegir una moral agradable o virtuosa, pero no podremos evitar sus consecuenciasque son nuestra propia destrucción.



El hombre prefiere las ideas agradables, a las ideas ciertas; por esto las ideas falsas tienen tanto predicamento a nuestro alrededor y no sólo para algunas personas, sino para la mayoría de ellas. En los periódicos, en la radio, en las escuelas y universidades, en todas partes el error es predominante, y está seguro y confortablemente escondido en la opinión pública, que está de su lado.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home