15 agosto 2006

LA METAMORFOSIS DE LOS LIBERALES

La libertad es una sensación de miedo. Por lo tanto y a pesar de los magníficos resultados obtenidos por estas ideas, siempre fueron muy reducidos los auténticos amantes de la libertad individual.

Con el reflorecimiento de la ética intervencionista, los liberales se transformaron en Conservadores, pero en vez de ser “Conservadores de las Normas Morales” – que habían logrado el Milagro Argentino –, muchos de ellos se transformaron en conservadores del status quo, es decir, se esforzaron por mantener las ventajas logradas hasta ese momento, mediante acuerdos libres y voluntarios.

Muchos vieron en el intervencionismo la posibilidad de aumentar su poder. Fueron ellos los que crearon el Ministerio de Economía, desde donde podrían digitar la transferencia de recursos de las personas laboriosas hacia sus propios intereses y a la creación de burocracias políticas afines a sus intereses.

Continuando su metamorfosis, los conservadores crispados por las agresiones de Izquierda, se transforman en inmorales de Derecha, apoyando el aumento de la intervención Estatal y ya no dudaron en emplear la fuerza para conservar el poder, conculcando todas las libertades.

Federic Bastiat decía que “para terminar con el robo de los de arriba para con los de abajo (Derecha), hay tres soluciones: primero que los de abajo roben a los de arriba (Izquierda), segundo que todos se roben entre todos (Justicialismo) y tercero que todos dejen de robar" (volver a los marcos morales de la Constitución de 1853 o sea al Estado de Derecho).

Izquierda y Derecha son las dos alas del mismo pajaro. El pajaro de la intervención Estatal. Para las ideas de la libertad izquierda o derecha solo representan bandos que quieren mediante la intervención estatal desviar recursos hacia los suyos. Los autenticos liberales se opondran siempre a cualquier tipo de intervención.

Los pocos amantes de la libertad individual, para poder triunfar, tuvieron que aliarse con gentes que perseguían objetivos políticos muy diferentes a los que ellos propugnaban. Tales alianzas han resultado fatales para la causa de la libertad, pues brindaron a sus enemigos argumentos abrumadores.

Esto aun hoy sigue pasando generando eso que se dio en llamar neo-liberalismo una palabra espantosa para una cosa espantosa – pero que para ser más preciso debería llamarse antiliberalismo –.

Por este motivo, sostengo que quienes más han contribuido a la destrucción del edificio de la libertad en nuestro país, fueron los propios liberales, por su asociación primero con los Conservadores, después con la Derecha y últimamente con el Justicialismo en sus dos vertientes Radicales y Peronistas.
Prestaron a los lobos ropajes liberales para engañar y cometer todo tipo de traiciones en su nombre.


Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home