15 agosto 2006

EL DERECHO PROTEGE LA LIBERTAD, LAS LEYES LA MATAN.

“Pero equilibrar un estado grande o una sociedad, sea monárquica o republicana, con leyes generales, es una labor tan intensa y difícil que ningún genio humano, por mas omnicomprensivo que sea, puede realizarla con la simple ayuda de la razón o la reflexión. El juicio de muchos hombres debe concurrir a esta tarea, la experiencia debe guiar esa labor y solo el tiempo la puede llevar a la perfección” (D. Hume, Rise and Progress of Arts and Sciences 1753.)

Los cuerpos legislativos fueron diseñados como guardianes de las normas morales defendidas por la Constitución, es decir, defensores del Estado de Derecho y de los valores Republicanos. En este sentido deberían funcionar como custodios y mantener al gobierno dentro de los limites que enmarca la Constitución, frente a la natural tendencia de la Administración Central a cometer arbitrariedades contra la ciudadanía.

Todos los grandes pensadores políticos vieron la esencia de la libertad, en que el individuo esté sujeto solamente a la ley y no a la voluntad de un gobernante.

Comprendían como “La Ley”, no todo lo que una corporación legislativa había decidido, sino exclusivamente aquellas normas generales de justicia, originadas de la tradición de los jurisconsultos.

La asamblea popular en Atenas, no estaba investida para cambiar el “nomos” (normas morales). Derecho – eso era reservado a nomotetas especiales – solo podían promulgar “psefismata”, ordenanzas.

Cuando Cicerón traducía: «omnes legum servi summus, ut liberi esse possumus» por “todos somos servidores de la ley para que podamos ser libres”, se refería, no a las decisiones legislativas, sino al jus, derecho, que se había ido desarrollando lentamente. Se ha dicho con razón, que la traducción ciceroniana de nomos por lex, en cambio de jus, fue tan desafortunada porque reemplazo el concepto “El Imperio del Derecho” por el de -The rule of law- “El Imperio de la Ley”.

Hoy, ya no logramos distinguir entre Derecho y Ley; y lo que llamamos Estado de Derecho, no es más que un Estado de Leyes.

The rule of law, the government of Iaw not of men or of wiIl y the government under the Iaw, se refieren a ese concepto de Derecho y solo tiene sentido cuando los relacionamos al Derecho, pero pierde sentido cuando traducimos law como ley.

Desgraciadamente, el orden jurídico ha suplantado la idea de Derecho por la de Ley que sintetiza todo lo que la corporación legislativa podía decidir.

El juez solo reconocía reglas globales de justicia y nunca órdenes concretas (ordenanzas o leyes) de algún soberano o de una corporación legislativa.

Libertad significaría, en efecto, que el ciudadano particular no tendría que obedecer la voluntad de nadie, sino exclusivamente a códigos abstractos que constarían esencialmente de prohibiciones – derecho negativo – que les impedirían inmiscuirse en la igualmente protegida esfera de otros. La Ley estaba debajo del Derecho.

A esto se ha llegado, porque los legisladores han degradado su función a muchas decisiones que nada tienen que ver con el decreto de cánones jurídicos.

Los legisladores en su afán de aumentar su poder – para aumentar su influencia y para dejar de ser honorables –, han desdibujado la naturaleza de las funciones legislativas generando un caos jurídico, producto de la explosión normativa provocada en principio por la inflación de leyes, luego por la delegación legislativa que llevó a un gran número de reglamentos, mas tarde por la asunción por el Ejecutivo de funciones legislativas mediante reglamentos de necesidad y urgencia y finalmente por la regulación de derechos individuales que se hace por resoluciones de secretarios, subsecretarios y directores generales. Por esta vía el caos normativo es total y absoluto.

Todas estas disposiciones se funden con las leyes. Pero el 99 por ciento de las mismas no tiene absolutamente nada que ver con las normas morales, como pautas de conducta cabal.
El individuo dejaría así, de ser un ente moral, para convertirse completamente en un ser dominado por propósitos momentáneos.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home